top of page

7. Tus acciones pueden crear tsunamis

Actualizado: 3 may 2021


Seguramente estás familiarizado con la frase que dice que que para toda acción existe una reacción o si no conoces esa frase quizá hayas escuchado alguna vez a alguien decir "karma" después de que un suceso tuviera una consecuencia y creo yo que muchas veces subestimamos el poder que tiene está ley universal que Isaac Newton nos pudo enseñar más de manera científica...



He venido estudiando esta ley desde hace mucho tiempo porque con los años me he dado cuenta de la importancia que tiene en mi día a día, y es que no sólo se trata de algo que se aplica cuando hacemos algo grande sino también en nuestras acciones más pequeñas.

Hace unos años estaba saliendo con una persona a la que le tuve aprecio pero por sus razones decidió terminar conmigo. Si termine un tanto lastimada pero... no soy de esas personas que se enojan con la vida y dañan a los demás. Sin embargo tenía esa mala costumbre de dañarme a mí misma en el proceso de duelo y tristeza, como tener mis hábitos de comida y dormir horriblemente mal organizados, no tenía trabajo, tampoco estudiaba, me la pasaba la mayor parte del tiempo triste y perdida.



Afortunadamente tuve a mis increíbles amigas con quienes conviví constantemente y me cuidaron en todo momento para que poco a poco saliera adelante y en una ocasión una de ellas me mando un video de una chica haciendo una lista de cosas que le daban miedo y cada día atravesar una de ellas. Inmediatamente en mi mente se me vino la misma idea, solo que yo no era tan miedosa como la chica del video jajaja así que decidí quitarle muchos miedos y añadirle situaciones donde me saliera de mi zona de confort y situaciones en las que pudiera regalar un poquito de amor al mundo.



Formé una lista de cien días en la que que podía hacer todo tipo de actividades, no importo si eran pequeñas o grandes, el punto era hacer una diario. Me tardé todo un mes para preparar mi lista porque pensar en cien cosas es más difícil de lo que te imaginas y la empecé en el primero de Marzo de ese año. Tenía miedo porque no tenía ni el dinero para crear algunos de los retos, ni tampoco la forma de hacerlos, pero hice algo que quizá muchos vean muy difícil de hacer. Pedí apoyo con mis amigos y conocidos y así empecé, poco a poco a conseguir lograr mis retos. Aprendí a andar en patineta, regale muchos abrazos y comidas, cocine y comí algo que antes no había hecho, me pinté mi cabello de otro color completamente distinto al mío, toqué animales que nunca pensé en tocar, me aventé de paracaídas, nadé con tiburones, me hice un tatuaje y bueno podría seguir la lista pero tendría que mencionar los cien retos...


Ahora como dije, no tenía ningún tipo de recursos, me sentía emocional y físicamente fatal pero en el momento en el que inicié mis retos, todo se movió. En el momento en que tomé ese primer paso, no solo se abrieron las oportunidades que yo estaba buscando para hacer mis retos, sino que también se dieron oportunidades que no tenía contempladas como obtener un trabajo sin estarlo buscando y me di cuenta que absolutamente todo lo ocurre en nuestro exterior, empieza por elegir lo que queremos sentir en nuestro interior y eso se convierte en un efecto domino, pero inicia desde ti.



Pensarás que estoy loca o que tal vez solo fue "suerte" pero lo cierto es que en ese momento aprendí a manipular esta famosa ley para que llegara lo que yo quería en mi vida, a veces aún me cuesta, existen miles de veces en las que no encuentro la salida y me estanco en un problema que en el exterior parece pequeño pero dentro en mi cabeza se siente increíblemente enorme, pero es cuestión de sacudirme, retomar todo para entonces empezar el momento de crear, de innovar.

Dentro de nuestro camino, habrá veces en una decisión tomará a otra y puede que esa última tenga precios a pagar que no te gusten o que puedan causar un daño colateral en la gente que amas o las cosas que amas y es estar consciente de eso en todo momento.



Puede que tras haber crecido y conocido nuevas cosas y versiones de ti, cambies algo que ya no quieres realizar o tus prioridades han cambiado. En mi caso estos últimos meses han sido desafiantes justo porque mis prioridades cambiaron de plano. Yo solía ser una persona que desde que tengo memoria siempre fui una niña que pensaba en salirme de mi casa y enfocarme en crear mi vida profesional, tener mucho dinero y dedicarme a tener refugios de animales y fin, ese era mi enfoque principal. Mis bases, mis enfoques estaban direccionados en lo que yo iba a producir y cómo eso iba a aportar a animalitos y a la tierra, para mí no había algo más grande que eso y mucha gente, sino es que toda... me decían que estaba loca. Porque no quería una pareja, ni una familia, no quería apegos con nadie y durante muchos muchos años así fue. Quien quisiera estar cool y quien no, se podía ir y siempre lo defendí con garras y aunque todo mi orgullo lo resiente, admito no pude estar más equivocada jajaja.


Hoy tengo una pareja con la que me siento feliz y 100% comprometida a crear todos nuestros sueños juntos. Una pareja con la que he aprendido poco a poco a no sólo ver por mí sino por todos aquellos que amo. Llego a mi vida de manera inesperada y ha movido mis bases y principios para bien, ahora confirmo aún más que toda decisión no solo perjudica todo evento en mi vida, también lo que yo decida afecta de alguna manera todo lo que está a mi alrededor y se crean ondas, como las del aleteo de una mariposa que eventualmente pueden convertirse en tsunamis.


Los pequeños detalles, marcan la diferencia de tu futuro...





Facebook: Instagram: Pinterest:

 

@elclubdebeca

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page